BILOBI: Los cojones de Espartero

BILOBI (Bilbao - Logroño - Bilbao)

000,0 - BILBAO - (7:00)
019,6 - Amorebieta
030,5 - Durango - (8:10)
035,7 - Mañaria - (8:20)
------ URKIOLA ***CIMA*** ^^^PATA NEGRA^^^
048,8 - Otxandio - (9:20)
057,4 - Legutiano - (9:35)
074,0 - Vitoria/Gasteiz - (10:10)
------ PUERTO DE VITORIA
099,5 - Peñacerrada - (12:15)
------ HERRERA
118,6 - Laguardia - (13:15)
136,4 - LOGROÑO - (13:45)
148,6 - Fuenmayor - (14:15)
156,8 - Cenicero - (14:35)
161,1 - Torremontalbo - (14:45)
178,3 - Haro - (15:25)
189,9 - Zambrana - (15:50)
205,0 - La Puebla de Arganzón (16:30)
------ ALTO DE LASIERRA
214,9 - Pobes (17:00)
223,1 - Zuazo de Cuartango (17:15)
241,0 - Murgia (17:55)
------ NUESTRA SEÑORA DE ORO ***CIMA***
249,2 - Murgia (18:25)
254,1 - Altube (18:35)
280,9 - Llodio (19:15)
293,8 - Arrigorriaga (19:45)
300,0 - BILBAO (20:00)



Salida del punto kilométrico -7.

Acordamos un par de días antes comenzar de diferente lugar. Para facilitar las labores de aparcamiento, quedamos en Bilbondo, kilómetro 293 de la ruta prevista. Allí estará Txema y hacia allí voy yo desde casa. Berritxu en cambio, sale en bici de Forua a nuestro encuentro y ya nos cruzaremos en alguna parte.

La jornada se presenta perfecta en lo climatológico. No hace frío y tampoco se espera lluvia en todo el día. Con puntualidad casi suiza, Txema y yo nos dirigimos a Bilbao para que los 300 previstos salgan clavaos. Pasamos por la cárcel, cruzamos Basauri, subimos Miraflores, lo bajamos, y ahí está.... el centro neurálgico de las bilbainadas. Rodeamos el Casco Viejo por la Ribera, mientras Txema tiene la oportunidad de comprobar por sí mismo cómo los restos de la fauna bilbaína que pululan por las calles a estas horas mantienen una temperatura ambiental muy agradable a base de suaves emanaciones de gases producidos por la combustión alcohólica de sus entrañas. Dando un paseíto, llegamos justo a las 7 al Ayuntamiento, kilómetro 0 de la aventura.

Un visitante inesperado hasta toparnos con berritxu.

Subimos a Begoña por donde hay que subir desde el Ayuntamiento y tiramos palante. Y poco después de pasar Santutxu, mientras vamos de charla, se nos pone un pavo a nuestra altura. ¡¡¡Coño!!! ¡¡¡Es Carlos-BI!!! Nos suelta un ¡¡aupa!! justo a mi lado y casi me caigo de la bici del susto. Vaya sorpresa!! Así, sin avisar!! La verdad que nos ha pillado casi de chiripa, porque habíamos salido de otro sitio. Le hacemos un sitio entre el arcén y la raya central y juntos que seguimos mientras nos cuenta el arreón que se ha pegao para pillarnos.

Poco a poco vamos avanzando y en Erletxes una luz aparece en el fondo del túnel. (Dicho así parece que alguien la vaya a palmar, jejeje) Es berritxu, no cabe duda. A estas horas quién va a ser!!

Más visitantes inesperados.

Ya definido el grupo, tiramos rumbo Durangaldea. Pasamos Zornotza sin más historia y en Durango, zas!!! Unos compañeros de trabajo de berritxu que estaban de gaupasa le reconocen y nos acompañan en coche unos kilómetros. La guasa que se traen es cojonuda. ¡¡Esas luces tienen más fuerza que vuestras piernaaaaaaas!! ¡¡Ánimo chavales!! ¡¡Que ya solo os quedan ........ 280!!! jajajajaja Incluso uno de ellos se pone a hacernos fotos y a grabarnos un pequeño vídeo por la ventanilla. ¡¡¡Qué risas nos echamos!! Se nota que en el curro tienen buen ambiente. Les dejamos poco antes de entrar en Mañaria, o mejor dicho, nos dejaron ellos a nosotros, jejeje.

Carlos-BI, "el explorador".

Entramos en Mañaria, o lo que es lo mismo, en una cantera gigante. Con medio Parque Natural descojonado, comenzamos la subida a Urkiola. Primera rampa y Carlos-BI que se pone "nervioso". El líder le debe llevar mucho tiempo, porque no se lo piensa y ataca de lejos. Como diría Schwarzenegger, "Hasta la vista, baby". berritxu, txema y yo ponemos ritmo 300 y entre charla y charla llegamos a la rampa final. Carlos-BI se nos une de nuevo en ella y juntos hacemos el giro hacia el Santuario. Alguno se debería pasar por la autoescuela, jejeje. En la barrera de la pista que lleva a Zabalandi, comemos algo antes de dar la vuelta. Bajamos dirección Otxandio, pasado el cual, Carlos-BI nos deja para subir Krutzeta.

Le hemos echado el guante para que siga con nosotros la ruta, pero.... esta vez no lo recoge. Se nos va a explorar CIMAs, y nunca mejor dicho.

Rumbo a los cojones del caballo de Espartero.

Dejamos a Carlos-BI y seguimos por el embalse hasta Legutiano. De ahí, por terreno de sobra conocido, hasta Vitoria. Esta vez no hay perdida entre rotondas y por la vía directa nos plantamos en el Puerto de Vitoria.

Descenso a tierras de Treviño y primera paradinha en Peñacerrada para tomar un cafelito. Nos toca ahora la Herrera, uno de los puertos que más me gusta. Subimos suave-suave, a ritmo de charla cómoda. Al llegar arriba, decidimos parar en el Balcón de la Rioja para echar el meo de rigor. Las vistas desde este punto son de lo mejor que te puedes echar a los ojos. En esta ocasión, un mar de nubes nos impide ver la cuadrícula multicolor de la llanada. A cambio, nos regala para la vista un montadito de nata con las cumbres de La Sierra de La Demanda enfrente nuestro.

El sol también acompaña en esta vertiente. Tenemos un día magnífico y echamos un buen rato en el mirador. El descenso hasta el cruce es meteórico, lo mismo que el tramo que nos lleva hasta Logroño por tierras alavesas. Entramos en La Rioja a tan solo 4 kilómetros de la capital y nos dirigimos al centro, recordando tiempos pasados.

Como nos queremos hacer una foto para la ruta que certifique que hemos llegado, buscamos algún "algo" que sirva. Preguntamos por la calle de poteo de toda la vida, preguntamos más, .... hasta que pillo a una chavala y le digo sin más "oye, donde nos podemos hacer una foto y que se sepa que estamos en Logroño, coño!!!" Pues ahí mismo, en la Plaza del Espolón.

La Plaza estaba ahí mismito y para allá que vamos. Y con la estatua de Espartero y su famoso caballo nos vamos a hacer la foto. berritxu le dice a una rubia con un par de críos si nos la puede sacar, y ella le contesta.... "pero de este lado no se le ven los huevos al caballo", jajajaja

Ya sabéis ahora de donde viene el dicho "Tener más huevos que el caballo de espartero".

De vuelta, sube y baja, sopla y sopla.

Comemos un poco en la plaza. Txema invita a "pan de dátiles" con almendras. Y decidimos coger agua a la salida de Logroño. Pillamos todos los semáforos habidos y por haber y, por supuesto, los respetamos. En uno, un coche de munipas logroñeses, que nos saludan y todo. Hasta que cogemos la carretera de circunvalación, con más tráfico que la A8 en hora punta.

Paramos en la primera gasolinera que pillamos a llenar bidones. Yo aprovecho para comprar pilas para la noche, que el piloto de la luz ya estaba rojo. Meamos, orinamos, miccionamos a gusto. Tol día chorreando que nos pasamos algunos.

Hasta Haro, viento de cara. Terreno para coger buen ritmo entre tobogán y tobogán pero que esta vez se hubiera hecho pestosote si no llega a ser porque el tramo era nuevo para todos. Y éso siempre ayuda. Vas viendo, vas mirando, y para cuando te das cuenta... se ha acabado.

Subimos ésto y comemos algo en Pobes.

El tramo de Haro a La Puebla de Arganzón tiene dos partes: "la nacional y la otra". En la parte de la nacional, un par de cruces chungos, pero poco más. Buen arcén. En la otra, solitos todo el día, sin apenas tráfico.

Llegamos a La Puebla por terreno favorable mayormente y nos desviamos para cambiar de valle. A puntito estamos de parar para tomar algo, pero decidimos seguir y detenernos en Pobes. La subida a Lasierra tiene su parte más dura en la ascensión a un pueblo. Ese pueblo es Tuyo. Sí, sí, Tuyo. Mío no, Tuyo, coño!!! ¡¡¡Que se llama así!!! jajaja. Allí se me sale la cadena. Antes ya se le había salido a Txema, creo. O no!! No recuerdo dónde y mira que hemos llamado a la ruta "La Sincadena", jajaja.

Comienza la bajada de este tramo por carreteras tipo "clásica" y el cielo empieza a enrojecer. Nos espera un atardecer muy chulo que vamos disfrutando en el descenso. Llegamos a Pobes y la parada estaba prometida de antes. Una tortillita caliente, unas cocacolas, unas grandes meadas ¡¡como no!! Y nos preparamos para la noche, que ya viene, encendiendo las luces traseras.

De noche con luces, sin luces, con luces, sin luces,....

Vamos a arrancar, cuando Txema se da cuenta de que su cuenta se ha vuelto loco. Hemos dejado las bicis bajo una caja eléctrica y lleva media hora a 190 km/hora jejejeje. Le sale una media superior a la de Chris Boardman en el record de la hora. Llevamos recorridas una BILOBI, dos BISABI y tres BIRUBI. Como su cuenta y el mío clavan casi "al metro", le paso mis datos y reajusta.

Casi 30km nos separan de Murgia. Nada más salir tenemos que poner también las luces delanteras para que se nos vea. Hay luna llena, o casi, y para ver nosotros no hacen mucha falta. Al principio igual un poco, pero enseguida la luna sube y lo ilumina todo. Un terreno que de día es un poco coñazo, de noche se pasa rápido y entretenido. Además, como dice berritxu, de noche parece que corres más. Tienes la impresión de que tomas las curvas a 180, jejeje.

Llegamos a Murgia y en la curva de derechas berritxu nos coge 5 metros de ventaja en la trazada. Y llegamos a la zona de badenes. Son de esos que joden los bajos de los coches, y en un bote, oigo un clink, clank, clonk en la bici de Txema que va a mi lado. Pienso lo peor: "se le han roto tres o cuatro radios". Mientras le miro berritxu, que no se ha dado cuenta, sigue para delante. Le llamo, pero con las orejeras puestas para el frío, no me oye.

Me percato de que lo que se le ha caído a Txema es el foco, y mientras lo busca, yo me pongo a cambiar las pilas del mío pensando en que se le habrá jodido entero y que tendremos que ir juntitos hasta el final. Berritxu que vuelve. Txema que no encuentra nada. Yo media hora para cambiar cuatro pilas. ¡¡¡Vaya banda!!! Al final aparecen todas las piezas y ¡¡milagro!! no se ha roto nada.

Seguimos hasta el inicio de Nuestra Señora de Oro y para subir, como la luna está bien alta, apagamos las luces. ¡¡¡Qué bonito!! ¡¡Qué bonito!! Completamente a "oscuras" llegamos a la ermita.

Antes de bajar me llevo un susto de muerte con un viejo que aparece de golpe en la oscuridad. Además, se lo digo: "Joder que susto me ha metido!!!!" A lo que me responde: "--------------" Vamos, que todavía estoy esperando respuesta de "El guardían del Oro". Nos hacemos unas fotos para dejar presencia de la noche y para abajo. La primera curva con suspense, jejeje.

Título de la ruta y bajada de 40 km poniendo a prueba la visión nocturna.

Enfilamos Altube y a berritxu se le sale la cadena. Además, le da dos vueltas. La tiene echa uno 8 y medio. Mientras la coloca en la entrada de un baserri, surge "La Sincadena". A todos se nos ha salido hoy, y mira que ahora no recuerdo cuándo se le salió a Txema.

Montamos de nuevo y "tatari-tari-tari", ¡¡¡¡al ataquerrrrr!!!! Madre mía que descenso. A todo tren. Yo creo que 300 fueron pocos por lo que se ve, porque vaya ritmo. O igual es que había ganas de acabar, no sé. La verdad es que la temperatura había bajado mucho y había que entrar en calor. ¡¡Y vaya si entramos!! jejeje. Yo por lo menos. ¡¡Calentón, calentón!!

Para casa ya cenados.

Llegamos a Bilbondo con los kilómetros de la ruta clavaos: 300. Y aprovechando que el McDonalds estaba delante de nuestras narices..... pues éso. ¡¡¡Y encima nos tocó premio!!!

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALPES ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...