Directo al Sistema Central (IV)

Tras el descanso que la famili ha disfrutado el lunes, toca madrugón de los que hacen época. Tengo planificadas dos salidas largas acompañado: Cáceres y Toledo y otras dos en solitario: Ciudad Real y Huelva. Decidimos empezar por Cáceres y a las 5 de la mañana ya estamos todos en pie, ya que hemos quedado por la tarde para pasar unas horas con unos amigos de Bilbao que están en el Jerte con los hijos, unos amiguitos de los míos.

A primera hora, tras un largo viaje, estamos en la zona de Guadalupe.


CA11: COLLADO DEL HOSPITAL

Dejo a la famili en la CIMA tras llegar por la vertiente de Guadalupe y me tiro para el otro lado para hacer la subida. Bueno, lo llamamos subida por decir algo, porque es tremendamente fácil. Comienza en el centro de un valle de pastoreo, rodeado por monte por todas partes. El paraje es muy chulo, pero la subida muy pobre. Un paseo cimero, que no es lo que buscamos, ¿o sí? Antes de darme cuenta, ya se ha acabado. Me divierte mucho ver pasar a los conejos corriendo contínuamente en lo que parece ser un coto de caza. Es muy temprano, pero paso muchísimo calor. Arriba, la familia apenas sale del coche porque, literalmente, se cuecen al sol. Y eso que acaba de salir. ¡¡Menudo día nos espera!!

Nota: 4/10

En un momentillo, están muy cerca, llegamos a Guadalupe. Preguntamos en el pueblo (muy guapo por cierto) por la subida a Villuercas. Nos la hemos dejado atrás, es la que hemos bajado y un desvío a la base militar. Subimos al desvío, con cartel informativo de la fauna local y la ermita enfrente. Allí se me quedan, cociéndose, y yo para el punto kilométrico 0. Otra en la que no hay duda del inicio.


CA09: VILLUERCAS

Subida de dos partes bien diferenciadas. La primera, de 5 kilómetros y medio, por la carretera. Duros, como un Urkiola. (sin grandes rampas claro) La segunda parte, la espectacular, la ascensión al Pico, por carretera de monte. El estado del piso, lamentable. Subir se sube, pero bajar, ¡¡buffff!! Es un tormento y varias veces hay que apoyar los pies en el suelo. Se alternan descansos con rampones, nunca demasiado duros, pero que el piso se encarga de endurecer. Gravilla a mansalva, piedrillas, rugosidad, agujeros, ... una tortura. Las vistas, ¡¡alucinantes!! 360º con Cáceres, Ciudad Real, Badajoz, ... ¡qué sé yo! Se veían Findanlia y Senegal. Por supuesto, me subo después a la familia en coche para que disfrute del espectáculo. La nota sería un 8 para un supuesto de asfalto en condiciones, que no lo está. Está para btt. Lo dejo en un 7 porque no se disfruta como merece.

Nota: 7/10

Desde Villuercas, traslado al otro lado de Cáceres. Entre una cosa y otra, nos vamos cerca de los 200 km. Los lugares que atravesamos cambian mínimamente el paisaje. Mucho encinar, con patanegras auténticos a la sombra y sol, mucho sol, y calor, muchísimo calor.

Cerca de Trujillo, comienza la búsqueda del pueblo de Montánchez. Encontramos un desvío que marca su nombre pero no lo tomo porque en el mapa tengo otra carretera que parece me llevará allí por un camino mucho más directo. Tras dar unas cuantas vueltas, lo encontramos. Estamos achicharrados, es el mediodía, con el sol en lo más alto. Dejo a la familia en la parte alta del pueblo, junto a las piscinas municipales y tiro para la localidad de Arroyomolinos, que habíamos dejado atrás antes de unas cuantas rotondas.


CA04: MONTÁNCHEZ

La subida comienza con un suave llanear. Esto de buscar el inicio más bajo posible hace que muchos CIMAs alarguen su inicio con pendientes irrisorias. Tras empalmar con otra carretera, y coger una rotonda, comienza la verdadera subida. Se trata de la toma de un pueblo que se encuentra en un alto, al más puro estilo del CIMA riojano que comienza en Albelda y Alberite. ¿Cómo se llamaba? ¿Clavijo? Es un monte aislado en la llanura, sin más historia. Bien es cierto que hay buenas rampas de acceso al pueblo y más aún al cruzarlo. Tiré entre calles, todo directo, en vez de curveando por la carretera. Algunos centenares de metros recortaría a la subida, eso sí, aumentando pendiente media. Más divertido, no cabe duda. La sudada en cuanto paré en el coche no tiene desperdicio. ¡¡Vaya forma de chorrear!! Si no llegamos a llevar la nevera, me muero allí mismo.

Nota: 4/10

La siguiente subida la veíamos contínuamente al acercarnos a Montánchez. Y para allí que nos dirigimos. El calor es insoportable. Llegamos a Zarza de Montánchez y subimos al radar. Parece una bola de golf en el tie, un juego de los de palito y cuerda, un helado de nata, ... ¡¡qué curioso radar!! Subimos y para abajo con la frase de mi chica "te vas a morir en esa rampa" como despedida.


CA06: RADAR DE CANCHO BLANCO

Entretenida subida esta del radar. Y dura, muy dura. Salimos del pueblo de Zarza por una carretera estrecha y en perfectas condiciones. El objetivo está claro, no hay nada más en el horizonte. A 3 kilómetros de calentamiento, le seguirán dos y medio de auténtica dureza, con pendientes que superan las dos cifras, con una rampa dura bastante larga y mantenida, algún descanso aliviador, y un sol justiciero y castigador friéndome sin aceite. En el último kilómetro, sobre todo tras pasar las cuatro barreras canadienses, se descansa algo más y aparecen algunas sombras milagrosas. Para mí, un buen CIMA, por lo diferente, por lo duro, por las vistas, ...., porque ya se ha acabado el sufrimiento, jejeje.

Nota: 6/10

Volvemos para el Jerte, que hemos quedado, con un par de horas de retraso. Estamos achicharrados y casi llegando, mi mujer me pregunta: "¿Te apetece ir mañana a hacer los de Ciudad Real?". La respuesta es "claro que sí".

Estamos unas horas con los amigos de Bilbao, que ya terminan sus vacaciones. Llegamos a casa a las tantas y el despertador tocará a las 5:00.

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALPES ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...