Hasta aquí hemos llegado

Lo tengo decidido. Ya le he dicho a Amaia que vuelvo esta noche. La etapa de Arreau la dejo para un fin de semana con Gavarnie-Boucharo y Pont d´Espagne. Mato así varios pájaros de un tiro: no hago el gasto de ir y volver a Arreau, no arriesgo más con la bici y no arriesgo más mi salud mental, ya que el ruido de la rueda es cada vez más y más insoportable. Por tanto, hoy toca madrugar mucho. Tengo que hacer, aunque sean las más cortas de la semana, seis subidas diferentes.

A primerísima hora ya estoy en St-Béat para dar buena cuenta del Col de Menté. Son nueve kilómetros, pero se me hacen duros. La rueda me sigue frenando, está claro.









Una hora más tarde, llego a la cima. A pesar de ser aún una hora muy temprana, el sol ya empieza a calentar. Este y el Portet d´Aspet me han parecido un poco pobres.



Un rápido desplazamiento a Bagnères de Luchon me lleva a los pies de la siguiente subida: Superbagnères. Sin duda, mejor ver las fotos para comprobar la preciosidad de que se trata, sobre todo la parte final.





















Es curioso, como dijo Don Camilo, no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo. Mientras el toro jode con la vaca, yo voy jodido porque la rueda me va jodiendo. Por suerte, el paisaje permite que disfrute a pesar del contratiempo.







¡Espectacular!





He madrugado tanto que es prontísimo aún. En Bossòts empiezo a cimear con el Mirador de Arres como objetivo.



El principio no me gusta nada, ya que se trata de una pista con mucha gravilla por cerrado bosque. Hay un tramo recién asfaltado en donde el piso deja de ser incómodo y, ya en la cima, la cosa mejora mucho, ya que las vistas merecen mucho la pena.










Arriba, volvemos a tener piso muy irregular. Allí me encuentro con un grupo de beteteros que me dicen que el otro lado está bien, así que decido bajar por la otra vertiente y hacer una minicircular. Total, de Arròs a Bossòts tan solo son 9km por buena carretera descendente.



Ahora toca Saut deth Pish. He estado buscando info en internet y arriba debe haber un paraje impresionante, con una cascada espectacular, así que decido subir primero con el coche para poder ir a verlo después andando. Hay mucha gente arriba y muchos coches aparcados. Desciendo de nuevo en bici hasta el cartel que ha colocado la Generalitat y que avisa de comienzo de puerto.



Cuatro primeros kilómetros de paseo junto al río. Tres siguientes por encima del 10% de media que se me hacen durísimos con la puta rueda y paseo final hasta llegar a las cascadas. Una preciosidad de subida. Una preciosidad de lugar.















Me calzo las zapatillas y me doy un paseo por la zona con un sandwich en la mano. Está un poco petado de gente, pero da lo mismo. ¡Vaya sitio!


Para terminar con la zona, solo me queda Bassa d´Oles. Subida un tanto sosa hasta el final, donde el laguito compensa el esfuerzo de la parte final, que ya me empieza a pasar factura.









Decido bajar por Vielha para ver también esta otra vertiente. Casi me gusta más que la que yo he subido.



Ya está. La Val d´Aran finiquitada de nuevo. Me toca un pequeño viajecillo hasta Caldes de Boi para dar buena cuenta de Aigüestortes y cerrar de nuevo Cataluña. Allí, en el parking del parque, dejo el coche. Comienzo la subida y al de un par de kilómetros, ¡su puta madre!, se me sale la rueda. ¡He partido el buje!



¡Va a ser que no era el núcleo lo que me andaba jodiendo! Y, ¡menos mal que se ha partido subiendo! ¡Si se me llega a joder un rato antes bajanto Bassa d´Oles a 60 km/h! ¡Buffff!

Regreso al coche andando con la bici en la mano. ¡Menos mal que me ha pasado al final! ¡Menos mal que no estoy en Arreau! ¡Menos mal que estoy a dos kilómetros del coche! ¡Menos mal, menos mal!

Safe Creative #1007090003507

4 comentarios :

  1. Menos mal, tio, menos mal... Te pilla a 40 kms del coche y te toca una maratón con la bici arrastrando, jejeje.
    Yo hace 10 dias tampoco pude completar Aiguestortes, el rio que cruza la pista a la altura del primer lago bajaba tan fuerte que no me atreví a cruzarlo, y además me estaba nevando...
    Ah, por cierto, este fin de semana voy yo a dormir en Puigcerdá 2 noches, como tú hiciste, jejeje. Voy a pillar cada tormenta del copón!

    ResponderEliminar
  2. Yo ahora tengo disponibilidad total de fechas, así que esta mañana he decidido aplazar la BIMABI unos dias por eso de las tormentas. No tengo porqué arriesgarme. Anoche en Bilbao cayó una buena y hoy las anuncian hasta en Madrid.

    ¡Pásalo bien en Puigcerdà!

    ResponderEliminar
  3. Menos mal...
    Lo de pegarse una caminata por avería es lo de menos (si hay que hacerlo se hace), pero partir bajando... aghs!!! me dan escalofríos de pensarlo.

    ResponderEliminar
  4. Jo que sí!! Veo la rueda y solo puedo pensar en el galletón que me podía haber metido.

    Los de HED me han contestado a un correo diciendo que algo así no lo habían visto nunca antes. Desde luego, a mí no me parece una avería ni medio normal.

    ResponderEliminar

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALEMANIA ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...