Euskal Herriko iparraldea

Esta segunda etapa transcurre por Iparralde, por un trazado espectacular lleno de contrastes. De oeste a este, iremos pasando por los tres herrialdes: Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa.

Salimos muy tarde del albergue de Hondarribia. Tras desayunar un café y un par de magdalenas, el hostelero nos muestra el molino y lo pone en marcha un instante para comprobar su funcionamiento.




De día no hay problema para salir de allí, y se pueden apreciar perfectamente los rampones que fuimos salvando por la noche.



Pasamos la muga cruzando el Bidasoa y llegamos a Hendaya.




Por la Ruta de los Acantilados, seguimos hasta Ziburu. Solo un par de repechitos compiten en dureza con el tramo más duro del paralelo paso a través de Urruña.



Siempre es un placer llegar a Donibane Lohizune. Su puerto pesquero es destino obligado cada vez que paso por aquí.



Siguiendo el trazado más turístico posible, llegamos a Biarritz. La Costa de los Vascos, con sus acantilados, sus cuevas, sus calas, ..., ¡cómo sabía la realeza francesa!






Y llegamos a Baiona, ciudad de referencia del departamento vasco de los Pirineos Atlánticos.




Abandonamos la costa en esta jornada doble de playa y montaña siguiendo el trazado paralelo al río Nive hasta llegar a Ustaritz. El azul oceánico da paso al verde pirenaico.




Y llegamos a Donibane Garazi, punto clave del Camino de Santiago. A partir de aquí, el plato pequeño será la estrella.



Unos kilómetros de enlace, nos acercan a los pies del primer coloso de la jornada: Burdinkurutzeta.






La belleza de Iparralde es de otro planeta. Las duras rampas que conducen al Collado de Haltza solamente se encargan de estirar el momento.










Se corona Burdinkurutzeta y un pequeño descenso nos deja en las campas de Etxola. El lugar es bellísimo, nunca se cansa uno de venir aquí.




De nuevo retomamos la ascensión para coronar Irati, o Bagargi, o como se prefiera llamar a este puerto, uno de los más bellos, duros y espectaculares de todo el Pirineo.






En la cima de Bagargi, tomamos la pista que enlaza con Ahusky, uno de los pocos tramos de carretera que aún no había transitado por Iparralde. El trazado es toda una incógnita y no sabemos si sube, si baja, si estará bien, ... El piso algo estropeado en algunas zonas no es impedimento ninguno y solo un par de tramos se realizan en suave subida hasta la rampa final de enlace después de once kilómetros. Es un enlace de puertos bellísimo, con unas panorámicas sobrecogedoras.









El descenso de Ahusky nos deja en Maule, la capital administrativa de Zuberoa.




Lástima de fechas, porque no nos queda mucha luz. Debemos llegar a Isaba y, lamentablemente, no vamos a poder disfrutar de los dos puertos que nos quedan de la forma que se merecen. A la cima de Issarbe llegamos completamente de noche. Tan solo en el tramo de acercamiento por el valle de Barlanés intuimos la enorme belleza de esta zona. Issarbe queda como objetivo pendiente para la próxima incursión por estos terrenos.

Se nos ha hecho muy tarde, y llegamos a la Piedra de San Martín veinte minutos antes de medianoche. El Camping Asolaze, en donde tenemos reserva de albergue, nos cierra a las 00:00 horas. La previsión para esta noche era de una mínima de 4º, así que más vale que nos demos prisa.

Pincho a diez kilómetros del camping, justo antes de la última curva de Belagua. Como hace un frío del copón, prosigo pinchado y llegamos al camping a las 00:30h. Allí no hay ni cristo y la cosa se pone preocupante, pero la puerta está abierta y podemos entrar. ¡Menos mal! Un mensaje de Amaia en el móvil me avisa de que tenemos la llave puesta en una de las habitaciones. Suerte que le dije unas horas antes que avisara de que íbamos a llegar tarde.



Como siempre, la ruta obsequia con sus enseñanzas. Es la primera vez que voy con alojamientos planificados y ambos han sido un problema. Creo que el saco no debe faltar en la parrilla, da una libertad tremenda y te puede sacar de un apuro en noches frescas. ¡Y el GPS! Mejor no fiarse de las coordenadas. El camping me marcaba a la derecha de la carretera y se encontraba a la izquierda. Una milésima de grado de precisión son unos cuantos metros y pueden pasar estas cosas. Mejor cerciorarse antes en una vista satélite.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALEMANIA ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...