Primer track por Enkarterri

Cada vez que regreso del sur, siento la imperiosa necesidad de meterme un atracón de verde. La zona elegida en esta ocasión es Enkarterri y, para ello, voy a hacer algunas de sus múltiples subidas que no tenía registradas en el blog. Y eso que las he subido ya un porrón de veces. Además, estrenaré el GPS, al que ya le he metido la ruta directamente desde el bikerouter, que tiene una opción cojonuda de sincronización con dispositivos de Garmin. No he mirado ni por dónde me lleva, puesto que me voy a tomar como un juego lo de ir siguiendo el track. Lo único que he cuidado ha sido subir el Alen, que quería hacerle unas fotos, y que la distancia rondara los 120km.


Salgo a las 8 de la mañana y los primeros kilómetros, después de subir al Alto de Miraflores como siempre, me llevan hasta Llodio. Allí inicio la subida a Gárate, que no son más que cuatro kilómetros muy suaves a excepción de un tramito al 10%.






En el descenso disfruto del valle, muy cubierto a estas horas, y el puerto me lleva a Okendo.



Dejo Álava y, ya en terreno vizcaíno para lo que resta de jornada, llego a Gordexola. Allí comienza la subida a San Cosme, puerto que comunica este valle con el del Cadagua. Igualmente se trata de un puerto cortito y de poca entidad.










Un poquito de llano para cruzar Zalla e inicio la subida a Avellaneda. Tampoco es gran cosa, apenas un par de kilómetros. Lo más interesante es su castillo, que antiguamente era la Casa de Juntas de Las Encartaciones.









Nada más bajar hacia El Carral, se conecta con la también corta pero algo más dura subida al barrio de Beci. Me pasa una grupeta de la que se descuelga uno, con el que hago toda la subida. Al principio, aflojo para que se vaya y no aparezca en todas las fotos pero, como no termina de irse, tengo que pegar un pequeño acelerón para pasarle y tener limpio el panorama.








Arriba tienen reagrupamiento. Bajamos hasta Traslaviña y tomamos el desvío de Sopuerta. Yo me desvío en Olabarrieta para acometer la subida a Alen, la única subida de algo de entidad de la jornada, aunque no dejan de ser solo 5km constantes al 7,5%.














Es una pena que el asfalto, o cemento, no llegue hasta la cumbre de la montaña y haya que quedarse en el pequeño mirador. Desciendo para dar buena cuenta de la última subida del día: Humaran, que ascenderé por su vertiente de San Esteban. Son 8km, pero muy muy suaves, al 2,5% de media. Un buen paseo para terminar una ruta tranquila de 117km y 1.821 metros de desnivel.










La prueba del GPS ha sido todo un éxito. Es más, mucho mejor de lo que esperaba. La velocidad la marca en tiempo real, algo de lo que no estaba muy seguro, así que podría prescindir totalmente del cuentakilómetros, aunque no lo voy a hacer, que tampoco me molesta. La cantidad de datos que ofrece es bestial: velocidad, velocidad media, velocidad máxima, velocidad de ascenso, altitud, perfil dinámico, hora, tiempo en movimiento, tiempo parado, presión atmosférica, distancia recorrida, distancia restante, distancia a waypoints, ... ¡Buff, me desborda tanto número!

A mí lo que más me importa es el tema de los mapas. Se acabó eso de llevar cien papeles impresos en cada salida. En los topográficos aparecen hasta los caminos más escondidos, las casas, los nombres, ... Incluso se puede visualizar la información de los establecimientos que hay en una población para encontrar rápidamente un supermercado, un bar, un albergue, ... ¡Impresionante! Para hacer cicloturismo, el cicloturismo que a mí me gusta, el Oregon 450 le da mil vueltas a los modelos específicos de bicicleta.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALEMANIA ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...