Una mañana tranquila

Hoy tenía planes más ambiciosos pero Ander me propuso anoche una salidita en bici hasta la playa. No suele ocurrir muy a menudo que sean los críos quienes se animen a mover el culo, así que hay que aprovechar para meterle una vueltita de 34km.




Tiramos de bidegorri hasta llegar a San Ignacio para seguir la carretera de la ría poco después. En un festivo como hoy, no pasa ni un solo coche.



Ya en Getxo, retomamos el bidegorri a la altura del Puente Colgante. Yo no me explico cómo la especie humana no se ha extinguido porque solo hay que pararse a contemplar por un instante lo que acontece en un carril bici. Se parece más a una pasarela de tontos del culo que a cualquier otra cosa. Parece que compitan por obtener el título de Mister Membillo y Miss Merluza. Debe ser el color rojo del suelo lo que hace que se pongan a desfilar.

Desde luego, no hay nada más peligroso para un ciclista que un carril bici. Hace algún tiempo, pensaba que era cuestión de educación, de mala educación. Ahora lo tengo claro: son idiotas, de igual manera que los ciclistas que circulan por las aceras, solo hay que verlos.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALPES ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...