Encadenar Oiz y Urkiola

Antes de afrontar un nuevo paso de la preparación del Mauna Kea, he decidido ir haciendo etapas de consolidación de los anteriores para no ir de palizón en palizón. Para volver a subir dos mil metros, a diferencia de lo que diseñé hace unos días con siete subidas enlazadas, me planteo hacer sólo dos pero de mayor entidad: Oiz y Urkiola.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


OIZ + URKIOLA Bilbao 116 km 2260 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


Entre tantos días de lluvia y nieve, tenemos una pequeña ventana de buen tiempo. De hecho, hoy hace algo de calor. Subo Miraflores nada más salir de casa y, sin casi enterarme, estoy metido en las rampas de Autzagane, que se encuentra en obras.


El trabajo de estos días va dando sus frutos porque los kilómetros ya no pasan tan despacio. Corono Autzagane sin apenas tráfico.


El descenso me deja en Zugastieta y empiezo a subir Oiz por esta vertiente que enlaza a través del Balcón de Bizkaia. Aunque es algo más larga, la primera mitad permite ir calentando motores sin grandes sofocos.


He llegado hasta aquí muy abrigado del viento. Para esta tarde dan rachas muy fuertes y me temo que sople desbocado por las alturas.


Corono el Balcón de Bizkaia con la duda de mi estado de forma. Emprendo el pequeño descenso hacia el desvío de Oiz algo acojonado por lo que me espera.


Ya de entrada, los números de pendiente se disparan. Pasamos de la doble cifra y me tengo que poner a bailar la bici.


Llego a la fatídica rampa que supera el 20% con creces con muy buenas sensaciones. Hay momentos en que las rachas de viento son totalmente frontales y dificultan mucho el avance.


Me mantengo constante mientras el porcentaje se va disparando: 15%, 18%, 20%, ..., pero llegado al 25% tengo que echar Pieatierra. Se unen demasiados factores en mi contra. El más importante, por supuesto, la falta de forma a estas alturas de mi preparación. Llevo muy bien las pulsaciones, la respiración va sobrada, pero las piernas me arden. El calor es demasiado para acometer estas rampas vestido de invierno porque noto cómo ando falto de refrigeración en el tren inferior.


Unos metros caminando y vuelvo sobre la bicicleta para, disfrutando de unas vistas enormes, seguir negociando las rampas que todavía quedan.


La tensión del 25% me ha dejado las piernas muy bien para lo restante. Estoy muy contento porque la mejoría en tres salidas está siendo enorme.


Con un viento muy fuerte y algo helador en la cumbre, corono más sobrado de lo que pensaba. Me quedo unos instantes tomando fotos del panorama y veo que llega un betetero por la última rampa.


Me quedo unos instantes charlando con él y me voy para abajo. La ruta de bajada no será la misma puesto que tengo que tirar hacia Durango por Goiuria.


En la bajada se me cae la luz trasera y tengo que andar buscándola un buen rato. Oigo el 'clonk' en el suelo pero no la veo caer. Aparece entre unas hojas al de un buen rato y el betetero de la cima llega a mi altura y bajo con él hasta Durango. Allí se queda y yo empiezo a negociar las rampas de Urkiola poco después.


El viento es ya muy fuerte y me supone mayor esfuerzo del que sería normal. Sopla con rachas sueltas de esas que te golpean y casi te tiran al suelo.


Corono Urkiola con bastante esfuerzo realizado y con los dos mil metros de desnivel acumulado en el zurrón. Sólo me queda descender hasta casa por unos cuarenta kilómetros muy cómodos y en los que, el giro que debo tomar en Otxandio, espero que me sitúe con el viento favorable.


La bajada de Urkiola a Otxandio es de esas que sorprenden cuando miras el cuentakilómetros porque no te puedes imaginar bajando tan despacio. Menos mal que el giro hacia Dima me pone el aire de culo.


Pero para mi sorpresa, al empezar a bajar Dima, y casi llegando al valle de Arratia, compruebo que el viento me va a pegar de cara hasta casa. Esto no me lo esperaba y los últimos 25km se convierten en una improvisada tortura por las nacionales. Lo que se suponía iba a ser un final feliz me hace llegar a casa desfondado, casi desfallecido, con velocidades irrisorias en toda la N-634. Con vendavales así no vuelvo a salir de casa, pienso.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...