Circular a Artikutza

Este domingo es la marcha montañera de Aizkardi en Villabona y, como el pasado año, decido aprovechar para montarme alguna ruta bicicletera el día anterior. Hace tiempo que no subo Bianditz, así que ese es mi destino. Y como no conozco Goizueta, la vuelta la meto por Usateguieta, una nueva vertiente que llevarme al zurrón.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


Circular a Artikutza Villabona 100 km 2150 m+ IR


(Click en el perfil para ampliarlo)


No es una etapa excesivamente larga y eso me permite salir de Bilbao sin tener que madrugar demasiado. Pasadas las 10:00 de la mañana, llego a Villabona.


Los primeros kilómetros ya me los conozco de memoria. Llego a Hernani con un trazado cómodo y solo la tachuela de Aginaztegi supone un esfuerzo mayor para llegar a Oiartzun.


Me desvío un poco para entrar a Oiartzun por Ugaldetxo. El día está perfecto para andar en bici aunque hace un poco de fresco en las zonas de sombra.


Inicio la subida a Bianditz. Es un puerto largo de los que no hay en Bizkaia y que me viene muy bien para prepararme para grandes puertos cercanos a la veintena de kilómetros.


Que la carretera no vaya a ninguna parte es algo que juega a favor de Bianditz. Apenas hay tráfico y coincido con varios cicloturistas más, subiendo y bajando.


Tranquilamente voy haciendo camino casi sin darme cuenta. La pendiente nunca cambia, siempre entorno al 5-6% en sus doce kilómetros.


Muchos kilómetros a esta pendiente media dan para entretenerse sacando fotos a kaskoporro. Ni sé cuántas disparo en un rato.


Entre tanto foto, llego a la cima de Bianditz. Dado que no tiene salida, lo suyo habría sido darse media vuelta pero algo me lleva a terminar con el asfalto.


Llego a una especie de valla invisible que me indica que estoy entrando en Artikutza. El asfalto sigue y yo también.


Finalmente, la carretera se corta en una caseta pero se ve que sigue el asfalto hasta el embalse. Un letrero prohíbe el paso a vehículos motorizados pero autoriza a bicicletas y peatones. 


No lo dudo y salto la verja para seguir hasta la zona del embalse. Ya me pica la curiosidad.


El descenso se ve interrumpido por un espacio de subida. La carretera está perfecta y se ve señalización vertical.


Llego al fondo del valle y la carretera termina en unos albergues o algo así. El sitio es una chulada. Me meto en uno de ellos para preguntar si la carretera continúa hasta Goizueta y, entre un hombre y unos beteteros que están allí, me dicen que es una pista con muchas piedras y que ellos no irían con bicicleta de carretera.


El caso es que los poco más de seis kilómetros que me dicen que tiene esa pista, y el estado inicial que veo, me animan a tirar por ahí. Según mis cálculos, me puedo ahorrar más de treinta kilómetros de camino de vuelta.


Llego a un desvío en un puente sobre el arroyo y tengo muchas dudas. No sé si debo seguir o si debo tomar el desvío. Revisando el GPS, el desvío está marcado en el mapa y me llevaría hasta Goizueta, que es a donde quiero ir.


Pero la pista de tierra compactada, por la que podía ir montado, pasa a ser una especie de sendero amplio, una mezcla de hierba, tierra, piedras, ... Esto es un cross en toda regla.


A medida que me voy adentrando en este camino, voy pensando que estoy para encerrar. Apenas puedo hacer fotos porque bastante tengo con cargar con la bicicleta en los hombros y salvar los charcos y barrizales que me encuentro en esta subida extrema de casi trescientos metros de desnivel. Parece que he adelantado la marcha montañera de mañana pero con un lastre en forma de bicicleta. Espero no cruzarme con nadie porque me van a tomar por un puto loco.


Con mucha curiosidad por saber dónde coño aparezco, termino de subir en una zona que el GPS me indica que se llama Olorriko Soroa (Praderas de Olorri). Enlazo con una pista en la que, por momentos, puedo descender montado sobre la bici.


A este lado de la montaña, aparecen unas nubes muy chungas y sopla bastante aire. Espero que no se monte una buena tormenta porque ya es lo que me faltaba.


A un descenso cómodo, por el que puedo hasta ir pedaleando, le sigue una bajada más bruta con muchas piedras. Durante algo más de un kilómetros bajo corriendo con la bicicleta en la mano.


Son algo así como ocho kilómetros los que he estado pateando por pistas hasta que desemboco en la carretera de Goizueta. El aire me sopla en contra, ¡qué le vamos a hacer!


Tenía mucha curiosidad por ver esta localidad navarra, cuna de muchos pelotaris, y me llama mucho la atención lo pequeña que es. Eso sí, muy coqueta.


La vertiente de Usateguieta que empiezo a subir es novedosa para mí. La carretera es muy chula, de estas navarras estrechitas.


De nuevo me encuentro con una subida larga, de unos quince kilómetros, pero muy tendidita. El río Urumea me acompaña en todo momento.


Es una pena que los árboles aún estén pelados porque esta subida tiene que ser una cucada de aquí a un par de meses.


Voy saliendo del valle tan cerrado y el sol empieza a tener más incidencia, hasta el punto de empezar a pasar algo de calor.


Sin mucho cansancio acumulado, llego a la cima de Usateguieta. Este puerto me trae buenísimos recuerdos de mi primer contacto con los Pirineos no hace muchos años.


El descenso hacia Leitza me deja unas estampas acojonantes de chulas. El verde hace daño a los ojos.


Cruzo Leitza y me dirijo a cerra el círculo de la etapa por la carretera que lleva a Tolosa paralela a la autovía de Leitzaran.


El descenso se ve interrumpido por un pequeño tramo de subida hasta el puerto de Artaleku.


Ya todo es terreno favorable y con viento de cola. Me he quedado sin agua hace un buen rato pero recuerdo que hay una fuente muy maja en Berastegi.


La bajada termina al llegar a Tolosa. Miro el cuentakilómetros y, en efecto, el recorte por el monte es de más de treinta kilómetros. La etapa se me va a quedar en cien exactos.


Llego a Villabona y todavía es muy pronto. Como mañana tengo la marcha de montaña y hay servicio de duchas en el polideportivo, le echo un poco de morro para ver si me puedo pegar una para poder dormir a pierna suelta en el coche. No hay ningún problema. Me aseo bien antes de meterme un platazo de espaguetis que casi me hace reventar. Me pongo una peli de la tele y a dormir, que mañana hay que madrugar mucho.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALEMANIA ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...