Subidas del lago de Como

Con la etapa de hoy doy carpetazo a esta trilogía de los lagos que se encuentran en la zona fronteriza entre Italia y Suiza, a caballo de las regiones italianas del Piamonte y Lombardía. Viendo lo que llevo estos dos días anteriores, no espero grandes puertos.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


Subidas lago de Como Como 115 km 3300 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


Salgo muy pronto de Como porque, al finalizar la etapa, me espera un largo traslado para la siguiente. Hasta llegar a Cernobbio tengo cinco kilómetros totalmente llanos bordeando el lago de Como.


Hay un momento en el que me despisto un poco y se me pasa el desvío para el monte Bisbino. Llego hasta Moltrasio pensando en mis cosas y es cuando me doy cuenta de que me he pasado bastante. Aprovecho que llevo mapas en el GPS para tomar un atajo que me hará retomar la subida por unas escaleras.


Empalmo con una carretera que va hacia arriba entre las casas, siempre siguiendo el mapa y buscando la carretera que lleva al alto. Creo que me estoy inventando una nueva vertiente de esta subida.


Sigo ganando altitud con mucha rapidez, gracias a la fuerte pendiente del atajo que he tomado. Hay un tramo de pavés tremendo en el que no me queda más remedio que echar pie a tierra porque no me dan los pulmones para superarlo montado.


Empalmo con la carretera que viene de Cernobbio, con unas vistas preciosas sobre el lago de Como. De aquí me quedan todavía nueve kilómetros de los casi quince de que constaba esta subida al monte Bisbino, muy constante siempre al 7% pero que el atajo ha endurecido en gran medida. El arbolado domina la subida pero se obtienen unas vistas impresionantes, tanto del lago como de los Alpes, desde la cima coronada por un restaurante.

(Han transcurrido casi dos años desde que hice estas rutas hasta hoy -27.05.15- y no sé qué ha pasado con las fotos de esta subida. Me faltan los archivos de un buen tramo que igual no se guardaron en una Copia de seguridad que hice hace algún tiempo, precisamente para salvarlas).


Regreso a Como por el mismo sitio para dar por concluida esta primera parte de la ruta. Ya solo me quedan 75km rodeando el Triangolo Lariano, el nombre que recibe esta parte de tierra por esa forma que queda entre los ramales del lago de Como.


Hasta Asso no tengo ninguna dificultad. La carretera sigue el curso del río Lambro y es casi llana. Empiezo a cruzarme con muchísimos ciclistas, que marchan tanto en grupos muy numerosos como en solitario.


La subida a Madonna del Ghisallo es muy suave, sin llegar a diez kilómetros y a un 4% de media. Tan solo hay un tramo al 9% casi al finalizar la subida, lo que hace que el resto sea aún más flojo que esa media.


Sigo cruzándome con muchísimos ciclistas. Ésta está siendo la etapa más frecuentada desde que empece el viaje, hace ya varios días.


Corono la Madonna del Ghisallo y soy consciente de la causa que hace que haya tantos ciclistas en la zona. Al parecer es la patrona de los ciclistas, y yo sin saberlo. Todo esto me lo explica un tipo de Donosti que está entusiasmado por encontrarse en un lugar tan emblemático. Su hermano también debe ser un loquito de esto de los puertos y me estoy un buen rato hablando con él y con su madre.


Aprovecho que no tengo ninguna prisa para recorrer un poco el lugar. Hay una especie de mirador con unas vistas muy chulas y una estatua dedicada a Coppi y Bartali.


La ermita es como un museo ciclista. Por todas partes hay bicicletas y maillots de Coppi, Bartali, Merckx, Gimondi, Moser, ...



Me despido del chico y de su madre, al tiempo que me animan para la subida a la Colma di Sormano que viene ahora. Debe ser una subida dura y famosa, cosa que no conocía de antes, como me sucede con todos estos puertos del ciclismo profesional que no sigo para nada.


Me detengo en una fuente para rellenar el bidón y comer algo y, mientras lo hago, pasan una pasada de ciclistas para uno y otro lado. Es uno de los lugares más frecuentados por los que he pasado.


Para estas horas, estamos en el mediodía y hace mucho calor. Empiezo a subir Colma di Sormano pensando en lo que me acaban de decir, que hay un tramo brutal. No lo parece en los primeros compases de subida.


Pero transcurridos cinco kilómetros hay un desvío por una pista estrecha, con un cartel anunciador de la subida: es el Muro di Sormano, un atajo vertical que acorta el tramo principal de carretera, más tendido por una gran curva de vaguada, por una pendiente máxima que se encuentra por encima del 25%.


Las pinturas del suelo son espectaculares. Hay varios escritos pero, sobre todo, destacan los números de la altitud que se va obteniendo cada pocos metros.


La dureza de este kilómetro y medio es innegable. Me tengo que exprimir al máximo para superarlo, con el gran añadido de dificultad que genera sortear una valla que hay para impedir el paso a los coches a falta de poco para empalmar de nuevo con la carretera principal, junto a un restaurante repleto de gente.


De nuevo en la carretera principal, resoplando bastante, solo quedan unos metros para coronar esta Colma di Sormano. Me espera un rápido descenso hasta Nesso, de nuevo a orillas del lago de Como.


A partir de Nesso, la ruta no tiene ninguna complicación. Se trata de un fabuloso paseo a orillas del lago, siguiendo en todo momento la carretera que va junto a él, hasta llegar a Como.


Es una zona muy chula. Me gustaría verla en invierno, cuando tiene que ser espectacular el contraste del lago con las montañas nevadas.


Llego a Como y todavía es muy temprano, con lo que tengo bastante tiempo para dar una vuelta turística por la ciudad. Hay muchísimos turistas y puedo oir hablar español a mucha gente.


La catedral de Como es espectacular. Hay un mercado de frutas y verduras y, como hace mucho calor, aprovecho los buenos precios para comprar un magnífico racimo de uvas que me como ahí mismo, sentado bajo un pórtico que se encuentra  la sombra.


Han estado bien estos tres días. No ha habido grandes puertos pero sí una buena ración de turismo, la parte más importante del concepto cicloturismo, ya que la bicicleta no es más que el medio para conocer lugares nuevos. Me espera un buen viaje de 200km. hasta el próximo destino, donde me espera una de las subidas que más interés me despiertan: el Nivolet. Hace varios días que no me lo quito de la cabeza.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALEMANIA ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...