Sierra de los Vientos y Aguión

Esta noche no ha llovido. A cambio, ha hecho un frío del copón. A las tres de la madrugada me ha entrado una tos tremenda y no me la he podido quitar en un par de horas. No me podía mantener tumbado y solamente en posición de sentado me paraba un poco. Así he podido retomar el sueño pero muy poco, ya que tenía puesto el despertador a las siete de la mañana para poder desayunar bien antes de que llegue Javier, con quien ha quedado para salir a las nueve.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


Vientos y Aguión Soto del Barco 100 km 2700 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


Aparece Javier y nos metemos los dos en el coche para taparnos con las mantas. El frío es insoportable y la niebla está metida en el valle hasta el punto de ser peligroso salir ahora porque, por mucho que pongamos las luces traseras, resultamos invisibles. A las 09:20 nos armamos de paciencia y partimos hacia el oeste cruzando el río Nalón.


Los primeros kilómetros son por la N-634, hasta pasar Cudillero. Allí abandonamos esta carretera para meternos hacia Castañedo, camino del inicio de Peñas del Viento.


Son siete kilómetros al 9% bastante constantes pero que van siempre de menos a más. Eso nos permite ir entrando en calor poco a poco. Luce el sol y ya sobra la ropa desde el comienzo.


Vamos charlando y, para cuando me doy cuenta, ya estamos en la parte alta. Se me ha hecho más corto de lo que pensaba. Todos estos puertos que estoy repitiendo me resultan como nuevos. Reconozco los lugares y los aprecio de otra manera muy diferente.


Las vistas de costa son fabulosas desde esta sierra. Salvando las distancias, me recuerda mucho a Oiz, tal vez por la presencia de los aerogeneradores.


La parte final es la más dura de toda la subida, con dos kilómetros al 11% de media que el viento suele endurecer aún más. Hoy no sopla fuerte y eso nos libra.


Llegamos a la cima de Peñas del Viento y vemos que es algo tarde y que hace demasiado frío. Teníamos pensado hacer Bustellán pero pensamos que será mejor dejarlo para otro día. El frío es tremendo incluso parados al sol.


Nos vestimos para bajar por un trazado congelador pero aún tenemos un pequeño repecho para llegar a La Cerezal, por donde bajaremos del tirón. Las vistas desde este enclave son estupendas, con la montaña central con sus picos nevados.


Esta subida a La Cerezal me queda como pendiente para otra ocasión. Tiene una pinta estupenda y parece una ascensión de cierta entidad. Después de una bajada en la que pasamos un frío intenso, llegamos a la carretera de Brieves, por donde subimos el alto de Mones. En Brieves hemos quedado con Teibol, así que Javier le pega un toque para sincronizar las llegadas.


Coronamos Mones y nos dejamos caer hacia Brieves. En este valle hace un frío que pela y nos metemos en un bar para tomar un café y un colacao calientes. Pedimos unas palmeras de chocolate pero saben de puta pena, como avinagradas, así que os devuelven la pasta pero no el sentido del gusto. A mí se me queda atrofiado por un buen rato. ¡Qué asco de palmera!


Al de un rato llega Teibol y nos ponemos en marcha rumbo a La Espina, buscando el desvío de Lavio para subir al Pico Aguión por esta vertiente.


El inicio de la subida es de doble cifra, con tres kilómetros al 10%, lo suficientemente duro como para entrar en calor de nuevo. A partir de Lavio la cosa cambia mucho, convirtiéndose en un puerto muy suave, ideal para ir de charleta.


No recordaba un inicio tan duro pero esta parte central sí que la tengo en caché. Me vienen algunas imágenes del día en que lo subí por primera vez, con Amaia y Javier esperándome en la cima, junto a las antenas.


Hay zonas en las que el piso está bastante estropeado. Incluso hay bastantes baches que hay que ir sorteando.


A unos tres kilómetros de la cima tenemos el cruce de Las Gallinas a la derecha y nosotros tiramos para la izquierda. No recuerdo que antes hubiera ninguna señal pero ahora, si no se lleva GPS, se agradecen mucho.


Ya solo queda el último kilómetro, que se encuentra muy deteriorado, hasta el punto de no haber asfalto en la parte final. Las rampas más duras superan el 15% y hay problemas de tracción, lo que obliga a subir sentado.


Llegamos arriba con unas maravillosas vistas de 360º. Destacan los Picos de Europa y la montaña central asturiana, con todas las cumbres nevadas.


Pero hace tanto frío que no hay quien pare. Bajamos juntos hasta que Teibol se separa de nosotros para regresar al coche por La Espina. Javier y yo continuamos por la vertiente de Pravia, pasando un frío enorme en toda la bajada.


Son unos cuantos kilómetros favorables que concluyen en un tramo de carretera con mucho tráfico pesado que nos obliga a pisar el acelerador para salir rápidamente de ahí. Llegamos a Soto del Barco con algo más de 105km y un desnivel interesante para las fechas en las que estamos. Quería quedarme otro día más en Asturias pero va a ser que no. Lo decidí anoche mientras tosía. Demasiado frío para dormir otra noche en el coche.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALPES ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...