La península de Beara

Segunda etapa en Kenmare, lo que significa que no he tenido que hacer kilómetros en coche, con su consiguiente descanso. Además, al haber hecho ayer por la mañana la subida a Mullaghanish, me he quitado un montón de kilómetros de la basura que me dejan la etapa muy contenida.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


La península de Beara Kenmare 85 km 1000 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


Decido madrugar para tener tiempo para el traslado de la tarde, aunque tampoco es que sea muy largo. Me esperan unos treinta kilómetros llanos hasta Laragh, siguiendo la carretera costera, la llamada Wild Atlantic Way.


El día ha amanecido nubladete, bastante amenazante de lluvia. Llevo el aire en contra y espero que, como suele pasar en muchas ocasiones, no me haga la puñeta de cambiar a la vuelta.


No me gusta rodar y rodar pero no me importa hacerlo siguiendo la línea de costa. Resulta muy entretenido porque el paisaje es muy cambiante. Aparecen pequeños islotes, algún istmo, ... Estas rías me recuerdan mucho a las Rias Baixas gallegas.


Me estoy acercando a Laragh y empieza a chispear. Las montañas están cubiertas y me encamino hacia el Healy Pass con unas nubes densas que no avecinan nada bueno.


Tomo el desvío del Healy Pass y empiezo a subir ligeramente. La carretera se estrecha todavía más, como si se tratase de una pista de Iparralde.


Sin llegar a los trescientos metros de altitud, este Healy Pass parece un puerto de alta montaña. Tal vez ayude la niebla a tener esa impresión tan interesante.


Son siete kilómetros de subida pero donde solamente los dos últimos superan el 5%, hasta una rampa máxima de doble cifra que no resulta demasiado exigente.


El descenso me deja en Adrigole, tras disfrutar de un trazado precioso que la niebla no consigue ocultar. Empieza a chispear algo más pero sin llegar a molestar en ningún momento.


Ya llevo más de cuarenta kilómetros y, gracias al giro de 180º que he hecho en los últimos, me encuentro con el aire favorable y, además, con más intensidad.


La velocidad de crucero con el aire favorable es altísima y paso volando por la tachuela de Coolieragh, plantándome enseguida en el inicio del Caha Pass.


El puerto es más largo, de nueve kilómetros, pero apenas llega a un 4% mantenido, lo que me permite ir a buen ritmo con la ayuda del aire. Me estoy acercando al final de etapa y parece que me voy a mojar de verdad.


Corono el Caha Pass con el suelo muy mojado pero sin que llueva. En el descenso, me encuentro con dos cicloturistas cargaditos de alforjas que me saludan efusivamente. Veo un claro a lo lejos y aprieto a tope para llegar a Kenmare antes de que se ponga a llover.


Entrando a Kenmare, a un kilómetro del coche, se pone a llover. Tengo que cruzar la población para ir al aparcamiento de la iglesia y llego seco por los pelos de Blas.


Ha sido una etapa corta, de poco desnivel, pero muy interesante. He disfrutado mucho de este paseo costero y el Healy Pass me ha gustado, resultando muy sorprendente a una altitud tan baja. Tengo mucho tiempo para cambiarme y para comer, incluso me da para pasear un poco y estirar las piernas antes de desplazarme a mi siguiente destino: Tralee.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...