La ruta de los Highlands

La jornada turística está resultando perfecta. El aire frío sigue estando presente y me alegro de haber optado por una ruta de picaflores. La desembocadura del río Kishom es el punto de partida de la subida a Bealach Na Ba y aparco frente a la casa de un carpintero que, con muy malas pulgas, me echa de allí con la excusa de que necesita vía libre hacia unos contenedores de basura. Como no hay otro sitio, opto por dejar el coche sobre la hierba de la cuneta.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


BEALACH NA BA Tornapress 625 8 7,5 % IR


Me vuelvo a cambiar de ropa y esta vez me abrigo bien porque el aire del norte te corta la cara. Mientras me cambio, pasan dos autocaravanas. Es el único tráfico que se ve por esta región.


La carretera de Applecross es una carretera de montaña muy estrecha, por la que solo puede pasar un vehículo. Cada poco hay unas pequeñas explanadas para que se puedan cruzar y puedo ver el numerito que montan un gran camión y una autocaravana para poder pasar los dos.


Inicio la subida a Bealach Na Ba con un pequeño resol muy agradable pero con mucha preocupación porque la zona alta está muy cubierta y las nubes resultan muy amenazadoras.


La altitud del puerto se halla a tan solo 625m pero hay un cartel que reza 'Road normally impassable in wintry conditions' que deja claro que aquí tiene que haber un invierno muy duro.


Tras el primer kilómetro, hay un tramo casi llano con una enorme recta apuntando a las montañas. Adentrarme ahí me apetece muchísimo.


En ocho kilómetro hay que subir seiscientos metros, lo que convierte a este puerto en el primer puerto en condiciones que subo en varios días y me está encantando. Me parece un puerto precioso.


Cinco kilómetros al 7% pero me queda lo mejor. La carretera se va encajonando a cada paso y el monte Meall Gorm se acerca, dejando una estampa majestuosa hacia la que dirigirme.


Quedan tres kilómetros para el alto y voy entusiasmado. Se adivina el punto de paso y se ven las zetas que hace la carretera en la parte más dura, llegando a superar el 20% en algún momento. Bealach Na Ba es un puerto en condiciones.


Pero todo se tuerce y comienza a chispear. Eso al principio porque, de repente, se pone a llover torrencialmente y, en cuanto me acerco a la cima, se pone a nevar. Estamos en julio, a 600 metros sobre el nivel del mar, ..., ¡y se pone a nevar!


Las condiciones meteorológicas más duras se dan justo en el tramo de mayor pendiente, dándole un punto extra de dureza a la subida. El puerto me parece precioso y es una pena que no pueda disfrutar de unas vistas más abiertas en la cima por estar cubierta de niebla y por los 2ºC que marca el termómetro del reloj.


Regreso al coche empapado y tiritando pero encantado con este pedazo de puerto, realmente precioso. Si llego a hacer esta ruta completamente en bicicleta, habría pasado un mal día. Algo me decía que no debía arriesgarme a hacerla en bici. Ahora toca secarse, dejar la ropa al aire de la calefacción del coche y seguir rumbo a Inverness. La jornada de turismo por los Highlands continúa.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...