North York Moors National Park

Hoy toca un trazado circular. Rosedale Head es el único BIG de la jornada pero está muy a desmano de todo y, por eso, me quedo cerca de la M1, en Thirsk, desde donde tiro una ruta que recorre medio Parque Natural de los Páramos del Norte de York.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


North York Moors Thirsk 110 km 1700 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


He dormido en el aparcamiento de un Tesco, uno de los supermercados típicos del Reino Unido. Me he dado cuenta de que tienen wifi gratis y ya llevo varios días utilizando la búsqueda del GPS para encontrar uno junto al que pasar la noche. Así puedo ver las previsiones meteorológicas en la tablet. Por la noche ha estado lloviendo mucho pero para el día dan bueno.


La carretera de Sutton va subiendo ligeramente de salida, camino de Hambleton, hasta llegar a una pared. 'Moor' significa 'páramo' pero, cuando se trata de ir en bici, suele ir ligado a 'muro'. En vez de los Páramos del Norte de York bien se podría decir los Muros del Norte de York porque voy a ir de 20% en 20%.


Un kilómetro y medio al 11% me deja en la parte alta de Sutton Bank, llegando a Hambleton. El reloj me ha llegado a marcar un pico del 23%, sin llegar a lo que ponía la señal de la base.


El calentón ha estado bien pero ha sido de corta duración. Antes de descender, me tocan unos cuantos kilómetros de altiplano.


La bajada me deja en Helmsley. Es domingo y hay bastante gente por las calles, comprando el pan o tomando un café en las terrazas de los bares de una enorme plazoleta llena de moteros. Las campanas de la iglesia están dando la hora de una forma bastante curiosa.


Son diez kilómetros hasta llegar a Kirkbymoorside, con tendencia descendente en todo momento, lo que hace que me plante ahí en nada, gracias a ello y al aire favorable del oeste que lleva un par de días dando fuerte.


Al salir de Kirkbymoorside, tras cruzar el río Dove, giro noventa grados hacia el norte, para enfilar ya hacia el inicio del BIG de la jornada: Rosedale Head.


El arroyo Hutton Beck me acompaña hasta Hutton le Hole, inicio oficial de la vertiente sur del puerto. A pesar de tener más de trece kilómetros de longitud, apenas subiré trescientos metros.


Los primeros cinco kilómetros se mantienen al 4% y luego suaviza tanto que casi no se sube durante un buen trecho. El concepto de páramo se ajusta perfectamente a lo que hay en Rosedale Head.


No hay absolutamente nada en toda esta zona. Está más desierto que los páramos burgaleses. Tan solo me encuentro un aparcamiento y alguna gente andando por el borde de la carretera.


Llego a lo que parece ser el punto más alto de este altiplano y me encuentro con un profundo valle frente a mí, a donde tengo que bajar tras pasar una barrera canadiense.


La bajada hasta Castleton es muy brusca. Cruzo el río Esk y me encuentro con otro muro con pendiente por encima del 20%. Se trata de Commondale Moor, demasiado corto como para clasificarlo.


Esta parte de la ruta, transitando de valle en valle, no deja de ser una sucesión de muros al 20%, uno tras otro. Son cortos pero se hace muy duro no poder coger ritmo en unos cuantos kilómetros.


A diferencia de las zonas altas, en el fondo de los valles hay muchas granjas. Transito por carreteras estrechas, muy agradables para la bici si no fuera porque no hay un solo metro llano.


Por unos kilómetros, al salir de Commondale, voy por una carretera más amplia, pero sin nada de tráfico, aunque enseguida vuelvo a las estrechas pistas que hay entre campas.


Llego a Kildale, donde me detengo por un momento ante unos chavales que hay en una escuela de equitación. Parece que tengo un pequeño impás entre muro y muro.


Paso por Ingleby y llego a Rose Cottage, inicio de un nuevo muro. La subida a Clay Bank apenas tiene kilómetro y medio pero la doble cifra se vuelve a presentar.


Otro calentón me deja en la carretera de Bilsdale, la cual voy a seguir durante unos quince kilómetros, antes de volver a meterme por carreteras vecinales llenas de trampas de doble cifra.


Entre Laskill y Hawnby me encuentro con un alto considerable, amenizado por la presencia de un caballito muy majo que me acompaña paso a paso hasta que una valla le impide seguirme hasta el punto más alto.


Antes de llegar a Hawnby, junto a una granja que se encuentra en lo alto de una loma, me topo con una señal que indica que la bajada posee una rampa del 33%.


La rampa no era para tanto, llegando a marcar un tope del 26% en el reloj y sin tener esa sensación de vértigo que producen los porcentajes superiores al 30%.


Es entonces cuando se inicia la última subida de la jornada: Peak Scar. Son algo más de tres kilómetros, el primero de los cuales se mantiene en un 11% de media.


Tras ese duro kilómetro inicial, muy al estilo de los muros de esta zona, la parte más elevada de la carretera se alcanza suavemente, con dos kilómetros de paseo disfrutando de las vistas.


Acabo de llegar a los cien kilómetros y solo me quedan diez de ligera bajada hacia Thirsk. No está siendo una etapa larga ni con mucho desnivel pero las rampas van pasando factura.


Llego a Thirsk con mucho día por delante. La distancia que me separa de Leeds no es muy grande y me va a quedar toda la tarde para descansar. La pena es que el día se está estropeando y es posible que no pueda darme un garbeo por la ciudad.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALPES ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...