Snowdonia National Park

Va pasando la mañana y, a diferencia de lo que decían las previsiones meteorológicas, el día se está despejando. Después de comer tranquilamente en Tregaron, me desplazo hacia el norte de Gales y me adentro en el Snowdonia National Park. El paisaje va ganando enteros a cada kilómetro que avanzo. Los puertos que vienen ahora debería hacerlos mañana pero no puedo desaprovechar esta mejoría del tiempo.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


BWLCH Y GROES Llanymawddwy 545 3,5 11 % IR


Llego a Llanymawddwy a las tres y media. Está siendo una jornada muy tranquila. En Gales sucede un poco como en Euskadi. La señalética está en inglés y en galés (de origen celta), lo que hace que los nombres que veo en el mapa de carreteras haya ocasiones en que no concuerden con los de las señales. Al segundo cruce con dudas, me decanto por llevar encendido el GPS de la bici, en modo navegador, y que él me vaya guiando.


Bwlch Y Groes es un puerto corto por esta vertiente pero es la que más coeficiente tiene de largo. Son tres kilómetros y medio pero con casi un 11% de pendiente media. Si descontamos un primer kilómetro de acercamiento, bastante más suave, nos quedan dos durísimos kilómetros en los que la pendiente no baja de un 14-15%.


El rampón se ve desde lejos. Hay una carretera que se dirige a punto más bajo que hay entre estas dos montañas y, con la perspectiva del llano, se ve muy empinada. Me recuerda mucho al último kilómetro de Amieva.


El kilómetro de aproximación me lo tomo con cautela, intentando calentar las piernas para lo que viene después.


Y se acabó la calma. Poco a poco va subiendo la pendiente hasta endurecer tanto que un 12% es lo que me permite sentarme para sacar alguna foto en marcha.


Con un tope de un 20%, la subida no da respiro en su kilómetro final, sin bajar del 15% en ningún momento. El entorno me traslada de golpe a subidas del Pirineo Occidental, con carreteras parecidas. Aunque lo que realmente me hace imaginarme en Iparralde son las ovejas marcadas con pintura que campan a sus anchas.


Llego a la cima con el esfuerzo que requiere una pared como ésta. En el rellano del collado hay un pequeño aparcamiento y un cartel explicativo en el que se narra un poco la historia de este paso, el más alto del norte de Gales y que era transitado por peregrinos en la Edad Media. Llegó a llamarse Hellfire Pass pero los galeses han retomado el nombre original en galés.


Guiado por las indicaciones del cartel explicativo de la cima, encuentro la cruz de los peregrinos un poco más abajo, en un punto perfecto para disfrutar de las vistas del valle, justo donde confluyen la carretera de la vertiente sur con la del este, la que viene del lago Vyrnwy. Se hace muy difícil escribir los nombres en galés porque apenas hay vocales.


Otro puerto que me ha gustado mucho, con un paisaje montañoso muy sorprendente para la poca altitud en la que me encuentro. Hace calor y hay amplísimos claros, lo que me anima a seguir con el siguiente. Continuaré avanzando hacia el norte.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...