Al sur de Jaca

La petada de ayer ha tenido consecuencias: he dormido diez horas. Hacía mucho tiempo que no dormía tantas horas seguidas y mi rendimiento en el día de hoy es toda una incógnita. Me desplazo hasta Jaca y aparco junto al Palacio de Hielo, desde donde inicio un sector de poco más de cincuenta kilómetros, previo a mi paso a Francia, con el puerto de Oroel como objetivo principal porque aún no lo he subido nunca. De paso, aprovecho para ver la trasera de San Juan de la Peña.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


Al sur de Jaca Jaca 51 km 800 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


El sol ya calienta en el momento de mi partida hacia el puerto de Oroel. Son seis kilómetros a un cómodo 5% mantenido, sin ninguna rampa reseñable que pueda endurecer la subida.


Las secuelas de ayer las noto enseguida. Me molesta mucho el culo, sobre todo una pequeña llaga que me ha salido en el glúteo producida por el sudor que padecí en toda la etapa.


Corono Oroel sin mucha historia. Es una subida tranquila en la que no me cruzo con ningún coche. Tan solo dos ciclistas coinciden conmigo muy cerca de la cima.


Tras un corto descenso, tomo el desvío que se dirige a San Juan de la Peña. Se respira un aire más propio del Mediterráneo y la tierra se vuelve seca y rocosa.


Ya en la parte final de estos diez kilómetros de pausada subida, aparecen la vegetación y una sombra salvadora. Son las diez de la mañana y el calor ya es sofocante.


Entre el monasterio nuevo y el viejo me encuentro con mucha gente paseando y tengo que andarme con ojo al bajar por la subida de un par de autobuses.


Son dos horas de pedaleo tranquilo que me están viniendo muy bien para recuperarme de lo de ayer. No las tenía todas conmigo y veía posibilidades de volverme hoy para casa. Pero no, parece que podré seguir con los planes.


Desciendo por Santa Cruz de la Serós hasta el cruce con la N-240. Los doce kilómetros que me quedan hasta el coche se me pasan rápido porque voy pensando en el menú de la comida que me voy a preparar en cuanto llegue. Tengo muchísima hambre. Anoche caí rendido sin cenar y tampoco es que comiera demasiado en ruta. Que me haya vuelto el apetito lo tomo como una buena noticia.


Apenas han sido algo más de cincuenta kilómetros en un sector que bien pudiera haber formado parte del final de la etapa de ayer si no hubiera petado como lo hice. Me preparo una fabada asturiana tras unos aperitivos y me voy a Francia para otro sector vespertino que me permita tachar algún que otro puerto inédito para mi.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...