Circular del Tourmalet

Una temporada sin Tourmalet no puede ser una temporada redonda. Si obviamos Argalario, que lo tengo como el puerto de salir a hacer algo, el Tourmalet es el puerto que más veces he subido en mi vida y que, en mis inicios cicloturistas, junto con Orduña, supuso todo un reto. Hoy me planteo una ruta circular que recuerda a aquellos inicios, cuando me propuse hacer estos cien kilómetros con una preparación que no daba ni para la mitad. ¡Qué tiempos!

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


Circular del Tourmalet Lourdes 100 km 2000 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


Como solo voy a hacer 100km, no me apetece salir muy pronto y me lo tomo con calma. Parto de Lourdes, camino de Argèles-Gazost, por la carretera de Ger. Como hay una vía rápida, esta carretera carece de tráfico y es una gozada. También hay un carril-bici paralelo pero prefiero la carretera.


Llegando a Argèles empiezan a aparecer las indicaciones de la subida a Hautacam. Dejo el desvío a un lado y me dejo caer hasta la carretera de Luz, junto al área recreativa que hay junto al río y que me ha servido para dormir en varias ocasiones.


A partir de este punto tengo un poco más de tráfico acompañándome aunque es tal el tránsito de ciclistas en ambos lados que el personal se muestra muy respetuoso.


El valle se va cerrando a medida que me acerco a Luz Saint-Sauveur y me acompañan otros dos ciclistas hasta el desvío de Esquièze, donde uno de ellos se queda y su compañero le espera. La subida se acerca y me corre la misma emoción de siempre cuando me planto en la base de este puerto.


Paro en los baños públicos del aparcamiento del Carrefour de Luz para rellenar el bidón y refrescarme un poco antes de salir para arriba. Hace mucho calor y el sol pega con mucha fuerza. Se va a hacer dura la subida aunque nada que ver con aquellas primeras veces.


Me voy cruzando con infinidad de ciclistas que bajan y veo a tres o cuatro delante de mí en los tramos más abiertos. Estos puertos especiales son una gozada porque siempre se hacen en compañía.


He cogido un buen ritmo en esta primera mitad pero tampoco me quiero cebar porque hay pocas sombras y sé que no habrá ninguna a partir de Barèges. El calor es muy fuerte a estas horas. Es lo malo de haber salido tan tarde.


La rampa de Barèges es la más dura de todo el puerto y soy testigo de cómo petan un par de ciclistas que iban delante de mi. Los veo y no dejo de acordarme de cómo subía yo aquellas primeras veces en las que me tenía que ir arrastrando y parando para no morir.


Llego a la explanada de Superbarèges y, aunque iba con intención de coger la vía Fignon, opto por seguir a la manada por la carretera nueva. Han puesto un par de vallas avisando de la carretera cortada y no me he querido arriesgar.


La segunda mitad carece de sombras pero corre un poco de aire y no me resulta tan molesto el calor como preveía en el inicio de puerto. Está resultando una ascensión bastante cómoda.


Según voy alcanzando los últimos kilómetros, me parece que hay más gente de la que suele ser habitual. Pasan bastantes coches en ambos sentidos y casi siempre obtengo una voz de ánimo por las ventanillas.


En el restaurante que hay a falta de cinco kilómetros, justo antes de empalmar con la vía Fignon, huele a chuletillas que da gusto. Estas cosas dificultan mucho la subida.


Recuerdos, recuerdos y más recuerdos. En cada metro que piso tengo una imagen que llevarme al pensamiento. Al ver la base del Pic du Midi me acuerdo de mi GPS perdido y de aquella maravillosa ascensión corriendo.


No recuerdo haber subido nunca con tanto coche aparcado en esta explanada. Es más, ..., ni siquiera recuerdo la explanada. Tendré que revisar fotos porque estoy algo despistado.


En la última curva, aparece una chica con una cámara de fotos. Hay varios fotógrafos en las dos vertientes y me dan una tarjeta para comprarla luego por Internet. En el Tourmalet no lo había visto antes.


La cima como siempre: petada de gente. En un par de minutos que estoy en ella no paran de pasar ciclistas por ambas vertientes. Quienes suben por primera vez lo hacen con una ilusión tremenda. Este puerto es una pasada.


Corre una ligera brisa y la temperatura es maravillosa. Ni siquiera hace falta abrocharse el cortavientos. Puede que sea uno de los pasos más tranquilos que haya hecho en este puerto.


Me tomo el descenso con calma, sabedor de que mi etapa está prácticamente realizada. Llego a Sainte Marie de Campan en un momento y relleno el bidón en la fuente de la plaza para los kilómetros que me quedan hasta Lourdes.


Paso por Campan y Bagnères de Bigorre, siempre por terreno favorable y con una ligera brisa que me da de culo y que hace que la velocidad sea alta sin tener que dar mucha caña.


Es hora de comer y no me apetece recalentar una lata de garbanzos en el coche, así que me meto en un Lidl y compro pan y salchichón para hacerme un bocadillo. Tengo mucho tiempo y me tomo con calma el parón para meterme semejante flauta.


Con el sol en todo lo alto y con el estómago lleno, reinicio la marcha a través del modesto alto de Loucrup, camino de Lourdes. Empieza a hacer un calor tremendo aquí en el fondo del valle.


Recuerdos, recuerdos y más recuerdos. Me estoy viendo en otros tiempos tirado por estas carreteras, sin apenas poder dar una pedalada más. Por suerte, mis petadas ahora son muy diferentes.


Llego a Lourdes y hace un calor tremendo. Tengo toda la tarde libre, algo que me está gustando muchísimo y que está siendo todo un descubrimiento. Acostumbrado a hacer etapas de día completo, estoy disfrutando de un tipo de salidas que puede que sean así de ahora en adelante. Mañana saldré de Laruns y, por el camino, me detengo en las piscinas naturales de Lestelle-Bétharram. No me he duchado en tres días y me apetece darme un baño en las gélidas aguas de Le Gave de Pau.


Me estoy un buen rato a remojo, quedando las piernas sueltas como chicles. No aguanto mucho sumergido pero las patas agradecen el baño. Al de un rato de estar al sol, casi achicharrado de nuevo, me acerco hasta Laruns, desde donde saldré mañana.


Había pasado por Laruns un montón de veces, siempre en bicicleta, y ni siquiera sabía dónde podía coger agua. Doy un paseo por las calles y encuentro dos baños públicos, junto a uno de los cuales establezco mi base. Esto de tener tiempo libre me permite redescubrir sitios que creía tener dominados.


La tarde va cayendo y me pongo a cenar. Mañana será otro día, con el Aubisque como protagonista pero subiendo el Soulor por la vertiente que me falta: la de Ferrières.

Safe Creative #1007090003507

3 comentarios :

  1. Muy buenas.
    Una duda, ¿de Lourdes a Laruns cómo se va? ¿por la carretera nacional que sale en los mapas o por alguna carretera secundaria?, en este caso, ¿está bien señalizada o es fácil perderse? y, por último, ¿la travesía de Lourdes es peligrosa, está bien indicada, etc?
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cruzar Lourdes no tiene ningún problema. He pasado varias veces en bici, en ambos sentidos, y nunca me ha parecido un coñazo (como Baiona p.e).

      Para ir a Laruns, yo casi siempre he ido por la D937, la de Pau por Bétharram. El tráfico generalmente va a Pau por la D940 y, dentro de lo que cabe, esta otra va mucho más ligera. A Laruns no tiene pérdida porque lo indica expresamente en el desvío que hay tras Bétharram, a unos tres kilómetros o así. Así de memoria, España por Laruns, el Zoo, el Soulor, ... Está muy bien indicado.

      Eso sí, si no lo conoces, de Lourdes a St Pé es mejor ir por la margen izquierda del río, por la ruta del bosque. Se evita la general por unos cuantos kilómetros y se pasa por el famoso Santuario. En el centro de Lourdes hay que coger las indicaciones a La Grotte y luego no equivocarse con la carretera de Omex y Ossen. Fuí por ahí una vez y regresé a Lourdes a través de unas cuantas colinas, subiendo y bajando y subiendo y bajando. Me quedé con cara de gilipollas cuando volví a ver las casas de Lourdes, jajaja

      Si no quieres líos, tras el Santuario hay un puente a la derecha para enlazar con la D937 y seguirla sin problemas.

      La carretera de Asson a Louvie la hice el jueves al revés para subir el Soulor por Ferrières. Luego pondré la entrada. Tráfico escaso y muy coqueta. Se puede ir de Bétharram a Arthez por secundarias pero no las conozco. Para perderse tienen buena pinta, jejeje

      ¿No llevas GPS?

      Eliminar
  2. No, no tengo GPS.
    Gracias por las indicaciones, espero tener que usarlas en las próximas semanas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALEMANIA ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...