A Unbe con mis chicas

Pues ya estamos en 2016 y estrenamos el año con una salida corredera con puerto incluido. Nos buscamos un puerto cercano, que ofrezca una ruta circular que no se vaya mucho de unos catorce kilómetros, pero no hay mucho donde elegir que pueda servir para nuestros propósitos. Tras un buen repaso al mapa, nos vamos a Erandio.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


Subida a Unbe Erandio 15,5 km 400 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


Nos plantamos en la rotonda de Asúa para iniciar la subida a Unbe por la vía lateral. Yaiza se ha animado a acompañarnos. Acaba de pasar de diez kilómetros y nunca con puerto, así que la pobre va a sufrir sí o sí.


Ha estado lloviendo toda la noche, hasta el punto de estar a un pelo de cancelar la salida porque llovía de mañana pero, echando un ojo por la terraza de casa, el norte nos mostraba un cielo claro muy apetitoso.


Unbe es un puerto muy fácil, con solo doscientos metros de desnivel. Además, como son cinco kilómetros no tiene ninguna rampa dura.


Ya llevamos dos kilómetros cuando Yaiza empieza a quedarse rezagada. No está acostumbrada a subir y lo paga. Amaia va cogiendo unos metros mientras yo la espero para que no se quede descolgada tan pronto, hasta que entendemos que es mejor ir haciendo pequeñas reuniones.


La acera del principio pasa a ser una pista segregada mucho más cómoda para correr. Tras el desvío de la Universidad, la pista pasa al otro lado de la carretera por una pasarela elevada.


Para volver más tarde al mismo sitio por otra pasarela que resbala tanto como la anterior. En las zonas de sombra hace un frío del copón.


Salimos de la cervecera Goikolanda y hay que seguir por el arcén de la carretera. Por suerte, solo queda un kilómetro para llegar arriba y no hay mucho tráfico.


Con seis kilómetros y medio, llegamos al alto de Unbe. Nos queda bajar hacia la zona del santuario, un lugar al que no solemos ir nunca y que no recuerdo haber estado desde que era un niño. Para llegar allí, nos metemos por una pista que nos lleva de manera directa.


Después de ver el sitio, vuelta para arriba hasta la carretera de Urduliz. Ya empieza a ser demasiado para Yaiza y la pobre se nos queda enseguida.


Dejamos la carretera de Urduliz en unos pocos metros y nos metemos por pistas asfaltadas que van de caserío en caserío, con el ladrido de los perros acompañando nuestro trote.


Yaiza baja que da gusto. La pega es que nos encontramos con varias rampas duras en nuestro descenso hacia Erandio.


A diferencia de la subida, con la carretera principal a la vista, aquí vamos con las praderas verdes a ambos lados. Hasta empieza a hacer un poco de calor.


Ya hemos pasado de diez kilómetros y el desnivel sigue sumando, lo que hace que la chiquilla ya no pueda ni con su alma. ¡Pobre, qué duros son los inicios!


Solventados los repechos que nos vamos encontrando, hasta llegar al cruce de la Universidad, ya solo nos queda dejarnos caer. Empiezo a oler a pollo asado por todas partes.


La distancia está yéndose un poco por encima de lo previsto. Es lo que tiene hacer los tracks del GPS en las webs para diseñar rutas. Hay veces que se van bastante de madre.


Y llegamos al coche con más de quince kilómetros, lo que hace que la salida haya cundido más de lo esperado. Solo hace falta que Yaiza se recupere.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALEMANIA ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...