La cara sur de Calar Alto

¡Vaya pasada de noche! Se ha levantado un temporal de viento tremendo y el coche parecía una batidora. Había puesto el despertador a las seis de la mañana para partir a las ocho, pero así no se puede salir, lo que hace que cancele una etapa circular que tenía pensada con Escúllar y Calar Alto por la vertiente de Las Menas. La mañana va pasando y el viento se tranquiliza un poco, lo que me invita a ir hasta Gérgal para intentar una ruta más corta con las vertientes sur y norte de Calar Alto. Si la cosa se pone muy fea, podré dejarla solo en la cara sur.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


Cara sur de Calar Alto Gérgal 58 km 1550 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


Tengo wifi gratis justo en la rotonda en la que se da inicio a la subida a Calar Alto por Gérgal y puedo comprobar lo que dicen las previsiones meteorológicas. Por lo que puedo ver, el tema del viento va a ser un problema durante toda la semana.


Me estoy empezando a aburrir como una ostra y decido ponerme en marcha. Si no puedo subir, ya me daré media vuelta, pero es que el maletero empieza a ser bastante agobiante. Aunque haga mucho viento, también hace calor.


Esta vertiente de Calar Alto pasa por el alto de Venta Luisa. Son casi veinte kilómetros a más de un 6% más otros tres de acceso al Observatorio Astronómico de Calar Alto. Si veo que el viento no molesta mucho, tengo idea de obviar el observatorio en esta primera pasada y dejarme caer hasta Serón para subir también por el norte.


Parece que la cosa marcha bien y que, a medida que voy adentrándome en la montaña, el viento va cesando. Los cinco primeros kilómetros son algo más suaves y se nota. Tras dejar atrás el desvío de Olula de Castro, la pendiente media se incrementa bastante para volver a dar paso a otro tramo bastante llevadero.


Pero no es más que un simple espejismo porque el viento vuelve a arreciar con fuerza y se torna cada vez más molesto. Llevo ya unos cuantos kilómetros y empiezo a pensar que tendré que darme la vuelta en esta primera pasada y ... ¡si llego!


Voy bastante castigado con el fortísimo viento lateral que lo mismo me es favorable que hace que me sea muy difícil avanzar, según cuál sea la orientación del tramo en el que me encuentre.


Y la pendiente subiendo y el viento también. Algunos árboles hacen de parapeto cuando la pendiente se mantiene entorno a un 9% en la parte más dura de la subida. Hay alguna ráfaga de aire que me obliga a sujetar con fuerza el manillar. El tema ya no está para muchas bromas.


Sobrepaso el área recreativa de La Merendera en lo que es la parte más atractiva de esta vertiente. Hay alguna curva de herradura en la que el viento da de cara o de culo con tanta intensidad que lo mismo no hace falta que de pedales que me quedo clavado en el sitio apretando el culo contra el sillín al tiempo que agacho la cabeza hasta tocar con la frente en el GPS.


Llego al alto de Venta Luisa y lo tengo muy claro: así no se puede disfrutar nada. Me daría la vuelta aquí mismo pero, ya que estoy, voy a luchar contra el viento en los tres kilómetros que hay hasta el observatorio. La vertiente norte de Calar Alto quedará para otra ocasión.


El primer kilómetro de esta parte final debería ser lo más duro, con una pendiente media que supera el 9% y con rampas de doble cifra. Pero esas mismas rampas hacen de freno para el fortísimo aire de cara y resultan más llevaderas que los tramos más llanos.


El kilómetro final, casi llano, es un auténtico suplicio, donde me cuesta muchísimo avanzar. Calar Alto se corona en una cota de 2.155 metros y el aire viaja desbocado por aquí.


La bajada debería ser muy rápida pero no es así, con el viento haciendo de freno. Sorprende ver que no hay nada de nieve a esta altitud, ni tampoco mucha en las cumbres más altas de Sierra Nevada.


En esta bajada por la vertiente de Aulago me da para pasar bastante miedo. El viento lateral está a punto de tirarme al suelo en dos ocasiones y decido bajar casi tan lento como cuando subía.


Poco después de dejar atrás el desvío de Aulago, giro casi 90º y el aire me da de culo, con lo que eso supone para el tramo de vuelta hasta Gérgal.


Apenas tengo que dar pedales en los diez kilómetros que hay hasta el coche. Los cinco últimos son por una vía de servicio que va siguiendo el trazado de la autovía de Andalucía.


No he llegado a sesenta kilómetros pero, por lo menos, he podido subir otro 2000 y el desnivel no está mal del todo. Como tengo wifi gratis en la rotonda de Gérgal, no voy a mover el coche. Repaso las predicciones meteorológicas para los próximos días y hay alertas por viento en el valle en el que me encuentro. La cosa no pinta muy bien que digamos. Me pongo una peli después de comer y me duermo en cuanto anochece. Ya veré qué hago mañana cuando me despierte y vea el panorama.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALEMANIA ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...