La circular de Urkiola

Nunca antes me había ocurrido. El pasado sábado, media hora antes de inscribirme en la Luchon-Bayona, el proceso de inscripción se encontraba abierto. Media hora después, con la tarjeta de crédito en la mano para hacer el pago, me encuentro con la inscripción cerrada. Envío un correo a la organización, que una semana antes me había dicho que podría inscribirme hasta en la salida, y me comunican que ha habido una avalancha de inscripciones de última hora completando el cupo posible. Se me ha caído el plan preparatorio del fin de semana pero, siguiendo el tiempo y las webcams de la zona, casi puedo decir que he tenido suerte. A la espera de poder hacerlo por libre, hay que coger la bici y, después de unos días en Pirineos, solo me apetece subir Urkiola.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


La circular de Urkiola Bilbao 97 km 1200 m+ IR

altimetria
(Click en el perfil para ampliarlo)


Salgo a las ocho y media de la mañana con hora prevista de llegada. Hay picantones al horno para comer y, como tenemos horario europeo en casa y el menú es de los que me más me gustan, no me puedo entretener si quiero estar a la mesa en cuanto salgan los platos.


Subo Miraflores como tantas y tantas veces para coger la N634 y dirigirme al Duranguesado. Se ha levantado un día muy nublado y eso hace que la temperatura sea la ideal para apretar un poco más de lo normal.


A pesar de que no cojo la bici desde hace más de dos semanas, el pedaleo me resulta fácil. No paro de hacer cosas y me encuentro muy bien de forma, tanto que no noto dejar la montura aparcada por tanto tiempo. Para cuando me doy cuenta, ya estoy en Mañaria.


Empiezo a subir Urkiola y sus duras rampas iniciales me recuerdan que estoy cogiendo la bici menos de lo que tendría que hacer en estas fechas. Las fuerzas van bien, el ritmo de subida es muy bueno pero se me carga un poco la espalda.


He salido de corto y con manguitos y ya me los tengo que bajar. En cuanto sale el sol calienta bastante. Me cruzo con tres o cuatro ciclistas que bajan pero con pocos coches.


El final se me hace un poco largo y corono entre nubes. Se ve tan cubierto que me da que ya no voy a ver más el sol en esta ruta.


Me subo los manguitos y a rodar rumbo al alto de Dima. He llevado un ligero aire favorable y el giro me pone con viento en contra, lo que hace que se note fresco.


El descenso de Dima me deja en Igorre y opto por regresar por el alto de Sarasola. Para cuando empiezo a subir, el aire ya incomoda algo más.


Hay un ciclista por delante y me voy acercando a él, llegando a coronar juntos. En la bajada se me pone a rueda y ya no la soltará hasta Ugao.


Me planto en Arrigorriaga y llamo a casa para ver cómo van los picantones. Ya están en el horno, así que me voy a meter el alto de Buiagoiti con un poco de tensión para que me de tiempo a ducharme.


Al final, casi cien kilómetros a muy buen ritmo y acabando muy contento. Cada vez que cojo la bici es un enigma cómo me voy a encontrar y da gusto que la moneda caiga de cara de vez en cuando.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALEMANIA ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...