Las estaciones del Jura

Hoy vuelve a hacer un frío del copón. Me despierto muy pronto y caen copos de nieve como pelotas de golf. No tengo prisa. Me pienso quedar en el aparcamiento de Métabief hasta que cesen las precipitaciones, bien sea hoy, bien sea mañana. Las subidas a las dos estaciones de esquí de este lado del Jura son muy cortas y solo necesito una pequeña tregua para hacerlas. Tengo wifi gratis con muy buena señal desde el coche y estaré entretenido.



Desayuno con fuerza, leo las noticias, me tiro un sueñecito, veo una peli en la tablet, ..., hasta que a las once de la mañana parece que despeja un poquito y deja de llover, momento perfecto para aprovechar y hacer la subida al Mont Morond.


La pista está cerrada pero se puede pasar bien con la bici. El suelo está húmedo pero llevo todo el Goretex de salida porque la temperatura es de solo 0,8ºC al salir del coche.


Tras un primer kilómetro al 10%, la subida se mantiene bastante constante, en torno a un 8%. La nieve aparece pronto pero la carretera está limpia y se puede subir sin ningún problema. Lo malo es la niebla, que está tan cerrada que no se ve nada.


En la parte final hay nieve por todas partes y una ligera brisa hace que caigan copos frescos desde las copas de los árboles. La sensación térmica es brutal y siento los dedos de los pies congelados.


La subida concluye en el Mont Morond cuando el asfalto termina. No se ve nada así que me doy media vuelta con ganas de volver al coche y entrar en calor.


Me da pena abandonar un sitio con wifi gratis pero tengo que aprovechar esta ventana despejada para hacer también el Mont d´Or. Para ello me desplazo los cuatro kilómetros escasos que hay hasta Longevilles y dejo el coche junto al ayuntamiento de la pequeña localidad.


La subida al Mont d´Or consta de seis kilómetros al 8% pero con un descanso central de casi dos. Por tanto, los dos escalones del inicio y del final son importantes.


El asfalto desaparece por un momento. Es un tramo lleno de barro y ramas sueltas en el que tengo que tener mucho cuidado para no caer. No hay rastro de nieve por aquí, como si toda se hubiera quedado en el Mont Morond, y eso que está ahí mismo y la altitud es la misma. El Mont d´Or queda al sur y es como si el Mont Morond hiciera de barrera para los chubascos que llegan del norte.


Salgo de la pista de tierra y conecto con una amplia carretera que sube a las pistas desde Fourcatier. Durante dos kilómetros la pendiente es escasa.


Pero luego se pone todo para arriba, con un kilómetro final al 13% en el que la niebla me rodea y no veo más allá de diez metros de distancia. Me da tiempo a hacer un par de fotos, justo antes de que se ponga a llover.


Llego al coche con todo el día por delante pero ya no va a parar de llover. Me desplazo hasta Saint Claude y allí me tengo que quedar sin salir del coche porque no para de llover en toda la tarde y, además, hace mucho frío como para salir a dar un paseo. Solo me quedan otros dos puertos en esta zona y espero poder hacerlos mañana. Es más, los voy a hacer mañana aunque caigan chuzos de punta porque por aquí ya no me queda nada para volver.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALPES ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...