Parque Natural del Doubs

El traslado hasta Le Noirmont no me ha llevado mucho rato y llego a las 12:00, con toda la tarde por delante para hacer las tres subidas del BIG que parten del mismo cauce del río Doubs, remontando las laderas por diferentes puntos, algo que me recuerda mucho a los CIMAs de Arribes del Duero.



La carretera de Delémont va por lo alto del valle y, en vez de hacer un sube y baja, los dos primeros puertos son al revés, debiendo dejarme caer para empezar ambas subidas.


Tras dejar el coche en la calle principal de Le Noirmont, recorro los siete kilómetros y medio que hay hasta el puente de La Goule, donde se inicia la subida.


La pendiente va de menos a más en todo el remonte del valle, desde un 8% inicial hasta el 4% de la parte alta. Tan solo la rampa inicial supera el 15%, algo que me recuerda mucho a la salida de la playa del Rostro en pleno Duero.


Lo más atractivo en un paso entre rocas, incluyendo un pequeño túnel. Las vistas del río Doubs son muy chulas en este tramo, antes de abandonarlas para meterse en el bosque.


Ha quedado una tarde magnífica. con una temperatura que supera ya los 15ºC. Como la subida es relativamente corta, aprieto un poco más fuerte de lo habitual para trabajar un poco el anaeróbico.


Esta parece ser una zona más turística porque me cruzo con muchos moteros y algún que otro descapotable. Hay alguna que otra herradura y la pendiente sigue bajando.


Ya no hay vistas del río en la segunda mitad. El bosque es mucho más cerrado y no tiene aliciente porque ya lo he visto bajando. Es lo malo de hacer bajadas previas.


Me pego un pequeño calentón para entrar en Le Noirmont y otro BIG que cae, este sin mucha historia que contar.


Prosigo con el picaflor de esta tarde, llegando a Montfaucon. Ha sido un corto viaje en el que lo que más tiempo me ha llevado ha sido buscar un lugar para dejar el coche, cosa que consigo hacer detrás de una nave que hay en la carretera, a unos metros del cruce para bajar al río Doubs.


De nuevo toca bajar de primeras y llego a Soubey con la sensación de que esta es una subida mucho más abierta que la anterior. La distancia es muy similar, con siete kilómetros pero con un 7,5% de pendiente media.


Al igual que en Noirmont, la primera rampa es la más intensa, con una pendiente que rebasa el 15% y en la que me adelanta una chica que me saluda y sonríe al adelantar. Cuando se me pone al lado pienso en cómo anda la tía para pasarme con esa fuerza. Luego veo que tira de un carrito y alucino, hasta que veo que lleva una batería adosada al cuadro y todo encaja.


En unos pocos metros la pierdo de vista. En Suiza es donde más bicicletas eléctricas he visto, algunas llevadas por personas muy mayores en los grandes puertos alpinos.


Soubey va quedando abajo, rodeado de verdes praderas. Hay un kilómetro al 12% de media que se hace realmente duro.


Luego viene un tramo de herraduras cortas y, a partir de ahí, la pendiente se empieza a relajar bastante. hasta llegar a Les Enfers.


Al igual que antes, esta parte pierde mucho la gracia después de haber pasado un rato antes en bajada. Mientras hay vistas del río tiene un punto pero aquí ya no es lo mismo.


Paso por Les Enfers y ya solamente restan dos kilómetros para coronar en la carretera de Delémont. Montfaucon aparece en lo alto y se llega allí por un cómodo 3-4% final.


El traslado hasta Saint Ursanne es un poco más largo pero tampoco me lleva mucho rato. Aún así, entre pitos y flautas ya son las 16:15 para cuando me pongo sobre la bici. 


Saint Ursanne alberga mucho turismo y tengo suerte de poder aparcar a la primera porque sale un coche justo cuando llego al aparcamiento que hay junto a la entrada porticada. Tras cruzar las calles en obras de esta pequeña localidad, me planto en el inicio de la subida al col de La Croix. Me sorprende ver un cartel de Strava indicando cuál es el punto exacto del inicio cronometrado.


Esta tachuela solo tiene tres kilómetros y medio al 9%. En el primer kilómetro se alcanza un pico máximo del 15% pero luego es bastante constante, sin tener mucha dificultad.


Realmente son como tres escalones con dos descansos en medio que lo hacen todavía más fácil. Lo mejor es que la tarde ha quedado preciosa y eso me permite disfrutar del corto paseo.


Al igual que en las otras dos subidas desde el río Doubs, coincido con varios moteros, todos ellos muy respetuosos. Ya que estos puertos son poca cosa, me los tomo como lo que de verdad son, una excusa cicloturista.


Corono este col de la Croix que en el BIG han denominado Sur la Croix, lo que me viene muy bien para diferenciarlo de otros puertos que se llaman igual.


Al igual que en la base, en la cima hay otro cartel de Strava indicando la finalización del tramo cronometrado. Seguro que a más de uno de le vienen bien estos cartelitos para tener una motivación extra.


Termino con una foto de la cruz que supongo que será la que le da el nombre a este puerto y tiro para abajo con la faena del día terminada.


El día concluye con casi tres mil metros de desnivel pero así a lo picaflor no me supone mucho problema porque el kilometraje es poco y hay mucho tiempo para la recuperación entre subida y subida. Me desplazo hasta Delémont y encuentro un lugar para dormir en un centro comercial, en el aparcamiento de una gran superficie de jardinería. Mañana toca ruta circular con los últimos puertos suizos de este viaje.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALPES ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...